Las mejores noticias de moda

HISTORIA DE LOS MOCASINES

El término o la palabra mocasín es una variación de la palabra makasin en lengua Powhatan, cuyo significado es zapato. De hecho la mayoría de los tribus originarias de la parte norte del continente americano tienen palabras semejantes para definir vocalmente los zapatos. El hecho  de que los europeos encontraran el termino makasin en América del Norte y lo llevaran a Inglaterra, es simplemente un hecho de coincidencia. Se puede continuar argumentando que los mocasines son zapatos norteamericanos, son uno de sus buques insignia. Pero no se puede obviar el hecho de que hace unos 30.000 años se introdujera por el mar de Bering este término desde Asia. La diversidad de climas y terrenos en los que realizan sus asentamientos las tribus en América del Norte, provocaron la diversidad de estilos y terminaciones con los que se fabricaban los mocasines.

Uno de los  primeros modelos de mocasines estaba fabricado con cuero de bisonte y diseñado para proteger los pies de sus dueños. El terreno estaba formado por cactus y hierbas típicas del terreno desértico, también ofrecían protección frente rocas afiladas. La suela de estos zapatos tenía que ser pues dura y resistente para cumplir su funcionalidad. Otro de estos primeros modelos de mocasin estaba pensado para entornos mas boscosos que desérticos, en este caso no tenían que poseer la propiedad de proteger. Se fabrican con una única pieza de cuero, esta pieza de retuerce para envolver el pie y luego se arruga o parchea alrededor del empeine; aunque la versión mas básica era con una costura simple en el centro.

Si bien estos podrían ser los dos grandes tipos de mocasines, llegaron a tener una variedad de estilos tan amplia, como variedad de entornos hay en América del Norte, o lo que es lo mismo variedad de tribus que los llevaban. Estos estilos eran tan distintivos, que era posible la identificación de cada tribu por los mocasines que fabricaba. Había expertos que afirmaban que sólo necesitaban ver las pisadas de una tribu para identificarla.


 


COMO ESTIRAR UNOS ZAPATOS

 

¿Sabes algún truco de como estirar unos zapatos para que no te aprieten? ¿Quieres saber como hacerlo? Aquí te vamos a dar los mejores consejos que existan sobre el tema.

En ocasiones por diversas causas necesitamos saber cómo estirar unos zapatos para poder ponerlos y no morir al llevarlos puestos. Las principales causas de esta necesidad son que hemos comprado unos zapatos nuevos online y al llegar a nuestra casa vemos que la talla es un poco ajustada y no nos cabe bien el pie en esos zapatos nuevos. También puede ocurrir que en verano o por pasar muchas horas de pie o por cualquier otro motivo como al estar embarazada se nos hinchen los pies y no podemos encajarnos los zapatos que en ese momento queremos. Por eso tenemos que tener unos trucos en la manga de como estirar unos zapatos para aplicarlos en cualquier momento en que nos surja este problema.

Existen formas profesionales de estirarlos. Llevándolos a cualquier zapatero te realizará el proceso, pero si quieres ahorrarte un dinerillo hay trucos para que tu lo hagas en casa. No todos los materiales en los que están hechos los zapatos son iguales por ello te vamos a dar varios para que los uses por si otro no te sirve para como estirar unos zapatos que tu tienes.

 

TRUCOS DE COMO ESTIRAR UNOS ZAPATOS

 

  1. Uno de los mejores trucos de como estirar unos zapatos de cuero es aplicar con un algodón empapado de alcohol por el interior, nunca por el exterior para que no dañe el material. Después rellénalo con papel blanco bien apretado y déjalo un día. Quita el papel y pruebatelos para que se amolden a tu pie. También venden productos para este proceso en forma de sprays en tiendas especializadas pero el alcohol puede servirte como sustitutivo.

  2. Cuando estés por casa cálzate tus zapatos nuevos con unos calcetines gordos de esos de invierno y camina para que se vayan dando de sí.

  3. Rellena con agua unas bolsas herméticas teniendo cuidado de que no se salga el agua. Introducelas en el calzado  y después mete todo en una bolsa en el congelador. Al congelarse el agua se expandirá y así se agrandaron tus zapatos. A los dos o tres días sácalos y camina con ellos para que se hagan a la forma de tu pie.

  4. Otro truco de como estirar unos zapatos es introduciendo bolas de papel bien apretadas en el interior del zapato y dejándolo todo un día o una noche.

  5. También puedes usar hormas de zapato que ayudan a como estirar unos zapatos.

 

Estos son solo algunos ejemplos de como estirar unos zapatos, seguro que existen muchos más y que cada uno tiene sus propios trucos para ello. Espero que te sirvan de ayuda y que luzcas ese calzado que tanto te gusta sin ningún problema y con comodidad. Que tus zapatos no te arruinen un día porque te queden prietos y por no haber probado alguno de estos trucos.